Concierto con Fabio Biondi y la OSCE febrero 19

Una de las experiencia más impresionantes de mi vida. Había visto anunciado el concierto Europa Galante en Elche: la OSCE había invitado al renombrado violinista y director Fabio Biondi, y cada día pensaba: vaya, a qué clavecinista habrán llamado para este programa, qué suerte tiene… Faltaban dos días para el concierto, y recibo la llamada de Miguel García Sala, presidente de la OSCE, invitándome, mejor dicho, rogándome que viniera a tocar con ellos, pues no pensaban hacer el programa con clave pero el maestro dijo que era absolutamente imprescindible (para mí también…). Según me contaba el programa me iba poniendo más nerviosa: no había tocado ninguna de las obras, pero Miguel, a quien aprecio mucho, estaba tan apurado que le dije SI en un arranque de valentía y deseo de sacarlo del apuro. Pero al colgar el teléfono sentí un ahogo tremendo, jamás había tenido tan poco tiempo para prepararme! Pero por otro lado sentía que debía hacerlo, que, además de solucionarles el problema, era una oportunidad para conocer a Fabio Biondi y tener un fuerte reto en mi vida. Al día siguiente hacía otro concierto en Benidorm, y tenía que estudiarlo y centrarme, hacer taller tras el concierto, cenar y volver tarde. Solo pude estudiar los continuos para la OSCE el viernes noche, así que estuve imprimiendo, encuadernando, cifrando y realizando sin dormir, toda la noche. Hubo momentos durísimos en que creí morir de sueño y desánimo. Me presenté el sábado en el ensayo pensando que al empezar a tocar me iba a desmayar, que iba a fallarlo todo o caerme de sueño, pero ocurrió un milagro: toqué, y toqué bien, sabía perfectamente lo que tenía que hacer, y nada más escucharme Fabio me felicitó: brava!. Son esas cosas que los grandes directores hacen, confían en tí, y con una palabra y su forma de tocar te resucitan para que des lo mejor de tí misma y para que tus dedos toquen sin saber muy bien cómo lo hacen, para que toda tu experiencia como continuista salga en ese momento haciendo felices a todos, músicos, director, presidente y a mí misma. El concierto fue una maravilla, pues con Biondi no puedes más que entregarte para intentar tocar el cielo con él. Fue un regalo tenerle a un metro de mí tocando de esa manera, con esos ornamentos siempre diferentes y frescos, con ese sonido precioso e intenso, con esa elegancia, entrega y autocontrol apasionado que le caracterizan, y al mando de una motivadísima orquesta que, al igual que yo, solo podía tocar como tocó, de forma impresionante….

Puedo decir que ese día pasó un ángel por mi vida, que me hizo crecer como músico y flotar como profesional en el limbo del orgullo. Así que, gracias Miguel 🙂

Osce Fabio Biondi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s